Hontoria de Valdearados

Usted está aquí

Iglesia de San Esteban Protomártir

Iglesia de San Esteban Protomártir
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

Localidad: Hontoria de Valdearados

El edificio de la Iglesia Parroquial , dedicada a San Esteban Protomártir , es de planta basilical, de tres naves. En ella se observan estilos diferentes, que corresponden a las distintas épocas de su construcción.

De la parroquia actual de San Esteban no tenemos dato alguno, a no ser que pasa al Obispado de Osma en el año 1136, y los restos escultóricos que quedan de la misma y que nos sitúan en el siglo XII, seguramente bien mediado.

El presbiterio, crucero y nave lateral componen la parte más antigua, y a su vez la más valiosa del templo. Data de mediados del siglo XVI, de acuerdo con el escudo episcopal que se ve bajo el techo, y que corresponde a D. Pedro Álvarez Acosta , entonces obispo de Osma. Su estilo es gótico renacentista, y la techumbre con cubierta abovedada, de crucería, está ejecutada en piedra al igual que su nervadura.

Contemplada desde el interior, esta parte del templo transmite una sensación de grandeza y espiritualidad, fiel reflejo de los postulados arquitectónicos bajo los que fue construida.

Llama la atención la existencia de elementos más antiguos que pudieran ser de una iglesia románica preexistente o de algún monasterio próximo. Estos únicos restos escultóricos, que nos sitúan en el siglo XII, son seis capiteles incrustados en el muro oeste y una arquivolta de puntas de diamante, reutilizados en la actual portada de acceso.

Todo el resto de la Iglesia pertenece al siglo XVIII, de estilo neoclásico y de escasa ornamentación. Las columnas, si bien aparecen esbeltas, son de ladrillo al igual que la cubierta de las naves.

La construcción de muros en la parte primitiva es de piedra de sillería, y lo construido posteriormente, de mampostería, con piedra labrada en la parte exterior del templo.

En el Altar Mayor del templo encontramos en la parte superior, un valioso conjunto llamado Calvario , formado por tres imágenes de madera policromada. Data del siglo XVI. En el rostro de Jesús se puede apreciar cómo trata de dirigirse a su madre y en las tres figuras (Jesucristo, la Virgen y San Juan) podemos apreciar un realismo que las dota de una expresión de vida y movimiento.

Justo debajo, aparece la imagen de San Esteban Protomártir , patrono del pueblo y de la parroquia, de madera tallada, que data del siglo XVI. La imagen refleja la vida del Santo, que viste la dalmática del diácono, como servidor de la comunidad, la palma del martirio en su mano derecha y en la izquierda, el libro de los Evangelios y una piedra, pues murió apedreado.

A la izquierda de San Esteban aparece la imagen de San Juan Bautista , en madera policromada. Es una bella imagen del siglo XVI que podemos contemplar junto a sus atributos: la piel que utiliza como ropa, la cruz de madera y el corderito en alusión a su muerte en sacrificio. Su festividad se celebra el 24 de Junio. San Juan Bautista es el hijo de Zacarías e Isabel que, retirado al desierto, se acerca luego al Jordán anunciando la llegada del Mesías y en aquellas aguas le bautiza. Murió degollado por Herodes.

A la derecha de San Esteban está San Pedro Apóstol , una imagen de madera y bello colorido, que data del siglo XVI. San Pedro es el pescador llamado por Jesús junto a su hermano Andrés. Mereció la confianza de su maestro y le dió las llaves del reino de los cielos. De ahí que el atributo de San Pedro sean las llaves.

Los retablos fueron tallados en diferentes estilos, y pertenecen a distintos tiempos. Entre ellos vemos imágenes de talla, bien logradas, destacando una del Santo Cristo de la Salud, que goza de especial devoción de los fieles. Es una talla de madera del siglo XVIII. Expresivo de dolor, que inspira compasión y consuelo, es muy valorado artísticamente. Se encuentra ubicado en la cabecera de la nave lateral derecha del templo.

El retablo que encabeza la nave lateral izquierda está dedicado a la Virgen de la Asunción , quizás la imagen por la que los hontorianos sienten una mayor devoción y en honor a la cual se celebran las Fiestas Patronales junto a San Roque, el 14, 15 y 16 de agosto y a San Sebastián, cuya fiesta se celebra el 20 de Enero.

La Virgen de la Asunción se procesiona el día de Viernes Santo, durante la procesión denominada de la \x1cCarrera\x1d, luciendo su vestido enlutado y el día del Domingo de Resurrección, cuando al encontrarse con su Hijo Resucitado, sus vestimentas, antes tristes y oscuras, se tornan ahora blancas y radiantes. Asimismo, el día 15 de Agosto, festividad de la Virgen de la Asunción, se procesiona por todo el pueblo con la imagen de San Roque, bajado expresamente desde la ermita del mismo nombre para este día.

San Sebastián era, antiguamente, una de las fiestas grandes que celebraba Hontoria , si bien, hoy en día, la progresiva emigración a las ciudades y el consecuente abandono de los pueblos han hecho que San Sebastián se haya visto obligado a ceder el lugar que ocupó hace ya algunos años a la festividad de la Virgen de la Asunción y San Roque en el mes de Agosto. La talla del Santo que se conserva en la Iglesia es de madera, data del siglo XVI y es muy valiosa por sus dimensiones y la viva expresión de su rostro y de todo su cuerpo.

Cta la parroquia con una muy bella imagen policromada de Santa Bárbara , también tallada en madera, del siglo XVII, cuya devoción se puede justificar en razón del patronazgo que ejerce sobre las tormentas, de tanta influencia en una población dedicada mayoritariamente a la agricultura, antes que derivada de la influencia artillera de la Santa. Existe una gran veneración a la Santa en Oriente Medio y en Europa. La historia cuenta que su padre, celoso de la gran belleza de su hija, hizo construir una torre muy alta donde la encerró hasta que decidió entregarla en matrimonio a uno de los príncipes que la pretendían. Sin embargo, Santa Bárbara no deseaba casarse sino consagrar su vida a Dios y al oponerse a la decisión de su padre, éste le impuso el castigo de ser apaleada y torturada durante días, momentos durante los cuales la Santa tuvo una visión de Jesucristo. La historia de la Santa finaliza cuando su propio padre, obsesionado por la desobediencia de su hija, la decapita en lo alto de una montaña, acto tras el cual es fulminado por un rayo. El atributo con el que se representa a Santa Bárbara es una torre en su mano izquierda.

Otro retablo de gran devoción por parte de los hontorianos es el dedicado a la Virgen del Rosario . Es de madera policromada y data del siglo XVII. La Iglesia Católica celebra el 7 de Octubre como el día de Nuestra Señora del Rosario . En esta fecha se conmemora la Batalla de Lepanto, también conocida por Nuestra Señora de la Victoria del Rosario . En la Edad Media, la orden fundada por Santo Domingo de Guzmán difundió y practicó esta devoción a la Santísima Virgen tomando la advocación por protectora y titular. Esta celebración fue instituida dentro de la liturgia cristiana por el Papa dominico San Pío V en el año 1572. Su sucesor, Gregorio XIII, el 1 de Abril de 1593, extiende la Fiesta del Rosario a todas las Iglesias y Capillas en que estuviera erigida la Cofradía.

Existe un retablo más, dedicado a la Virgen del Carmen , pero mucho más sencillo y de valor muy inferior a los anteriores. El templo resulta espacioso y bellamente ornamentado, conservando aún los reclinatorios individuales que en otras iglesias hace tiempo que han desaparecido.

Tiene también la iglesia de San Esteban una curiosa torre que, contrariamente a lo que suele suceder, no corresponde a la construcción primitiva sino que fue adherida cuando ya el templo estaba prácticamente terminado. Adosada sobre la puerta de mediodía, es de factura extremadamente sencilla, hasta el punto que se diría que desmerece del entorno. Sobre ella se encontraba antaño el reloj que luego fue trasladado a la Casa Consistorial.

El atento visitante puede leer, en referencia a la fecha de construcción, en la cornisa y bajo el alero del poniente: 1698; y en la fachada de la torre, sobre las campanas: 1800. En el mismo frente de entrada, y a elevada altura, sobre un recuadro de piedra rebajado, se halla inscrito este piadoso versículo en latín:

"DOMINE DILEXI DECOREM DOMUS TUE NE PERDAS CUM IMPIIS DEUS ANIMAN MEAN " PS 25 (

Se traduce: Señor, amé la belleza de tu casa; no pierdas con los impíos, oh, Dios, mi alma. Salmo 25)

Obras importantes de conservación fueron en 1.997 el refuerzo de cimentación y cosido de la pared sur, que amenazaba desplomarse. Y en 1.998 la Junta de Castilla y León realizó con un notable coste económico el saneamiento entorno al edificio.

Desde hace unos años a esta parte, y gracias al esfuerzo y entrega de los hontorianos y de sus párrocos, el aspecto que mostraba la Iglesia Parroquial ha cambiado sustancialmente.

Primeramente, se abordó la restauración del Altar Mayor en el cual, además de recuperarse los retablos existentes, se ha sacado la piedra y se ha cambiado su estructura, dándole una mayor amplitud.

Más adelante, se restauraron los dos altares más importantes de las naves laterales, dedicados a la Virgen de la Asunción y San Sebastián uno y al Santo Cristo de la Salud el otro.

Y no menos importante fue el lavado de cara llevado a cabo por un puñado de mujeres del pueblo, que gracias a su tesón consiguieron restaurar la sacristía de la Iglesia y la puerta principal, dotando así al templo de un aspecto mucho más agradable y acogedor, convirtiendo a la Iglesia Parroquial de San Esteban Protomártir en una de las más bellas de la zona.

Localización